sábado, 29 de diciembre de 2012

Imaginería valenciana. Sagrada Familia del escultor Damián Pastor. Una fotografía de Federico Vela, finales del XIX

 
 
 

SAGRADA FAMILIA
Damián Pastor, escultor. Conde de Almodovar, 1. Valencia.
 Fotografía de Federico Vela.
Biblioteca Valenciana, Colección J. Huguet.
 


 
    El escultor Damián Pastor aparece en los anuarios consultados, al menos hasta el de 1888, en la Plaza de San Lorenzo, 1. Y ya en el siguiente anuario disponible, de 1894, se anuncia en Conde de Almodovar, 1, como en esta fotografía de un grupo escultórico de la Sagrada familia.
 
 
   Por su parte, Federico Vela Mora (nacido en 1852) trabajó como fotógrafo entre 1875 y 1905.
   En 1882 instaló su gabinete fotográfico en Hierros de la Ciudad, 4, donde estuvo el gabinete de Derrey y Toledo.
   Fué miembro de la Sociedad Francesa de Fotografía. Se le concedió el título de Fotógrafo del Excelentísimo Ayuntamiento de Valencia en 1886, y en 1887 el de Fotógrafo de la Real Casa. En 1891 añadirá además otros galardones a sus fotografías.
 
 
   En otra fotografía muy similar (disponible también en la Biblioteca Valenciana), que de hecho parece ser la misma escultura pero sin la palmera, Federico Vela añade otros méritos como "premiado en varias exposiciones".
   Esta fotografía podría así datarse entre 1888 y 1891 aproximadamente.



 

En el reverso de la fotografía:
 
FEDERICO VELA
FOTÓGRAFO DE LA REAL CASA
y del
EXMO. AYUNTAM.TO DE ESTA
CAPITAL
Miembro de la Sociedad Francesa
DE FOTOGRAFÍA
Premiado con la Cruz de Isabel la Católica
HIERROS DE LA CIUDAD, 4
VALENCIA
 

 

 
 
Fuentes y bibliografía:
   Biblioteca Valenciana/ BV Fondo gráfico. BV José Huguet F39/105 (R), F39/105 (V).
   Cancer Matinero, José Ramón: Retratistas fotógrafos en Valencia (1840 - 1900). Institución Alfons el Magnànim. Diputación de Valencia. 2006.


(En construcción)



jueves, 27 de diciembre de 2012

Valencia. La Feria de Navidad de 1912 y el accidente del tio-vivo en 1926



  

"Un puesto de caña dulce en la feria."
 
 
 
 
"Los aeroplanos, nuevo Tio Vivo que se ha presentado este año."
 
 
 

"Un Tobogán en el centro de la feria."
 
 
  
 
   La tradicional feria de Navidad de Valencia en 1912 en un reportaje de Mundo Gráfico publicado el 1 de enero de 1913, con fotografías de Gómez Durán (aunque la fotografía del tobogán es la misma de Gómez Durán que publicó Nuevo Mundo el año anterior, el 4 de enero de 1912). Le acompañaba el texto:
 
   La Feria de Navidad en Valencia, una de las más típicas fiestas populares de la hermosa ciudad, tiene un antiguo origen. Instálase desde hace algunos años en el Parque de Castelar, y en ella, á tenor de los tiempos modernos, junto á las instalaciones características de dichos mercados, figuran el Circo, los "cines", los lujosos "tios - vivos", el progreso industrial, en fin, en todas sus manifestaciones. La feria es un animado cuadro de color al que pone su nota brillante la arrogantísima belleza femenil valenciana.


 
 
"Los payasos del circo ambulante"
 
 
 
"El público escuchando un concierto de la Banda municipal."
 
 
 

    En 1926 hubo un grave accidente en la feria de Navidad, que estaba entonces instalada en los solares de la antigua Estación del Norte y Avenida de Amalio Gimeno, según explicaba Mundo Gráfico. El "carrousel" de los aeroplanos, que había sido la novedad en la feria de 1912, se desplomó causando cuatro muertos y numerosos heridos. La noticia se publicó con varias fotografías en Mundo Gráfico (27 de enero de 1926), con algunas imágenes de los funerales de las víctimas (que no nos parece oportuno incluir aquí).
   También en la revista Nuevo Mundo (29 de enero de 1926), puede verse el estado en que quedó el tio-vivo de los aeroplanos:
 
 
 


 
 
 
Fuente: Biblioteca Nacional - Hemeroteca Digital




domingo, 23 de diciembre de 2012

Valencia. Estampa felicitación navideña de los acólitos de la Parroquia de San Esteban: Invitación Angélica al Pesebre

 
 
 

Invitación Angélica al Pesebre
Estampita navideña, finales del XIX - principios del XX.
 
 
 
 
   Era tradición (y lo sigue siendo en algunos lugares) felicitar la Navidad con una estampa con motivos religiosos. También gentes de diversos oficios las repartían entre sus clientes y conocidos.
   Los acólitos de la Parroquia de San Esteban Protomártir de Valencia felicitaban las Pascuas de Navidad con estas sencillas estampitas que tienen un cierto aire modernista. Las estampas utilizadas servían para cualquier parroquia, sólo había que añadir el nombre. Algunas llevaban una breve oración  o jaculatoria como:
 
 "¡Oh dulce Jesús mío, todo mi bien!"
 
   La imagen más frecuente, el Niño Jesús en el pesebre, a veces dormido y rodeado de ángeles, otras sentado y como jugando con los ángeles que le acompañan.
 
 
 
 
"Los acólitos de la Parroquia
S. Esteban
FELICITAN A V.
LAS
Pascuas de Navidad"

 
 



martes, 18 de diciembre de 2012

Valencia. Oración al Niño Jesús. Asociación de la Envoltura del Niño Jesús en la Iglesia de San Lorenzo Mártir

 
 
 
  
 
Oración al Niño Jesús.
Estampa de la Asociación de la Envoltura del Niño Jesús en la Iglesia de San Lorenzo de Valencia.
Imprenta V. Fenollera, calle Mar 61. Valencia.
 
 
 
 
 
AL NIÑO JESÚS
 
   A tus pies, ó Jesús, me humillo y me confundo por mis tantas miserias que deben herir, cual agudas espinas, tu Santísimo Corazón. ¡Te has humillado tanto por mí,ó Jesús! ¡Te has hecho pobre por mi amor, has sufrido tantas privaciones y sufrimientos...y yo no sé hacer nada por Tí! Derrite, ó Jesús, el hielo de mi corazón, enciendeme de tu santa caridad y entonces las espinas de mi pobre alma vendrán á ser flores de virtud y de buenas obras. Y la paz que tu has traído a la tierra y que los Angeles anunciaron en aquella bendita noche, llenará mi espíritu el cual, vívamente reconocido por su salvación,Te bendecirá para siempre.
 
 
 
 
 
   Los Franciscanos, años después de la desamortización, volvieron a tener casa en Valencia desde 1892. Gracias al Arzobispo D. Victoriano Guisasola se instalaron en la Iglesia de San Lorenzo Mártir de Valencia en 1908. La iglesia se encontraba en muy mal estado y se tuvo que rehabilitar por completo, inaugurándose la reforma en 1912.
   Antes de la guerra civil, tenía un altar de San Antonio del escultor Ureña (1909), una Inmaculada (1910) y un San Francisco (1913) obra de Damián Pastor, y un grupo escultórico del Tránsito de San José de José Maria Ponsoda (1924).
   En la Iglesia de San Lorenzo de los PP. Franciscanos se establecieron la Tercera Órden franciscana, la Archicofradía del Cordón del Seráfico Padre San Francisco, Pía Unión de San Antonio, Juventud e Infancia Antoniana, Archicofradía de la Purísima, Asociación del Vía Crucis perpetuo y viviente, la Pía Unión del Tránsito de San José, y esta Asociación de la Envoltura del Niño Jesús.
 
 
 
    El nombre de la Asociación de la Envoltura del Niño Jesús se refiere a una de las  reliquias llevadas desde Tierra Santa, lugar tán ligado a la Órden Franciscana, hasta Aquisgrán. Es una de las llamadas cuatro Grandes Reliquias de su catedral. 
      Así, podemos leer por ejemplo en La Lectura Dominical (septiembre de 1902):
    "De una carta en que un Rvdo. P. de la Compañía de Jesús nos relata la religiosa manifestación de las santas reliquias hace poco efectuada en la catedral de Aquisgram, fundada por el emperador Carlomagno, tomamos con sumo gusto la siguiente noticia, que leerán con agrado nuestros lectores:
   En dicha catedral se conservan, entre muchísimas reliquias, las cuatro preciosas siguientes: una túnica de la Santísima Virgen, los pañales del Niño jesús, el lienzo con que estuvo cubierto Nuestro Señor en la cruz, y el paño que envolvió la cabeza de San Juan bautista. Estas reliquias se exponen cada siete años con una solemnidad extraordinaria."
 
 
    Por desgracia, no sabemos que actividades desarrollaba esta Asociación en Valencia.
 
  
 
 
 
Fuentes:
Biblioteca Nacional - Hemeroteca Digital
ofmval.org (revista Acción Antoniana, 1929)
  
(En construcción) 


jueves, 13 de diciembre de 2012

Valencia. Grabado y Oración en verso a Santa Lucia, Virgen y Mártir








    Santa Lucía Virgen y Mártir es muy venerada por su antigua Cofradía en su ermita de la ciudad de Valencia.
   En este pequeño grabado y oración, a Santa Lucía se la invoca como protectora contra las enfermedades de los ojos, pero también contra los incendios.
   De la imprenta Gombau, Vicent y Masiá, calle Milagro, 4. Librería de la Viuda de Rafael Mariana y Mompié, esquina a la Lonja, 2 (antes 6), Valencia.
  


   Incluye además esta curiosa, y algo extraña, oración en verso (no figura el nombre del autor):



ORACION EN VERSO

Santa Lucía sagrada
De esclarecida familia,
Nació para ser amada
En una ciudad llamada
Zaragoza de Sicilia.


Lucía mirando á vos
Por vuestros ojos sagrados
Los miraban más de dos,
Y vos por amor de Dios
Sufristeis fuesen sacados.


Y como la vista calma
Afición á la conciencia,
Sacar los ojos en palma
Y contra la pestilencia
Poner barreras al alma.

Digna eres de celebrarte,
Perdistes el ser hermosa,
Pues al alma quéreis darle
El cuerpo siendo su esposa
Sin ventanas á la calle.


Debieras considerar
Que la gloria os va de cara,
Supísteis á Dios buscar
Y así le quisísteis dar
Los ojos de vuestra cara.


Por el gozo que tuvisteis
Cuando Agueda os visitó
Que á vuestra madre libró
La oración que al cielo hicísteis
A todo un Dios agradó.


Santa Lucía sagrada,
Por la dichosa corona
Con que os miráis coronada,
Esta devota persona
Sea por vos consolada.


Al que le suele faltar
La vista es cosa sabida
Rezar para sustentar,
Y rezando en esta vida
En la otra vista soléis dar.


Quién como vos dió tal vuelo,
Quién triunfa como vos triunfáis,
Pues tan sola os mostráis
Que entráis dentro del cielo,
Bien veis, aunque ciega vais.


Pacacio que estaba ciego
Con tan divino valor,
Dieron tormentos al fuego
Que aumentando su furor
El se desempeñó luego.


Viendo el fuego que les quemaba
Mil tormentos afligían,
Así Pacacio decía,
Que si tormentos les daban
Más grande pesar tendría.


Mas Lucía con gran celo
Del cielo saque despojos,
Y aunque yo os llame en el suelo
Dadme la luz en los ojos
Y haz que te goce en el cielo.


Sois santa y mártir por quien
Todos tendremos victoria,
Suplicadle al Sumo Bien
Nos conceda aquí gracia
Y después la eterna gloria. Amén.

  


lunes, 10 de diciembre de 2012

Imaginería valenciana. Inmaculada Concepción de D. José Maria Ponsoda Bravo para el Arma de Infantería de Valencia, 1918

 
 
 

"Imagen de la Inmaculada Concepción que ha costeado el arma de Infantería."
Oro de ley, 15 de diciembre de 1918.
Fuente: Biblioteca Nacional - Hemeroteca Digital.
 


 

   Se explica en el artículo que "el pasado domingo, día de la Inmaculada, celebróse en la iglesia de San Vicente Ferrer de los PP. Dominicos la fiesta que anualmente dedica la Infantería a su Excelsa Patrona."
   El capitán D. Gonzalo Rodríguez diseñó el adorno del altar mayor, donde se colocó la imagen de la Inmaculada, que se describe como "preciosa escultura construída en los talleres del Sr. Ponsoda, y costeada por la guarnición de Valencia".
   En el altar se dispuso un gran escudo de España "ante el que se depositaron las banderas durante la ceremonia, como si España entera, representada por sus gloriosos emblemas, rindiera culto a su Patrona".


   En esta escultura de D. José Maria Ponsoda Bravo, además de la clásica iconografía de la Inmaculada Concepción de la Virgen, aparecen el emblema del Arma de Infantería de Tierra (espada, arcabúz y corneta) y el escudo de España, sostenidos por dos querubines.
 




jueves, 6 de diciembre de 2012

Los sucesos durante la procesión de la Inmaculada Concepción en Valencia en 1904

 
 
 

"Aspecto de la plaza de la Constitución de Valencia, en el momento de salir la procesión."
Nuevo Mundo, 15 de diciembre de 1904.
Fuente: Biblioteca Nacional - Hemeroteca Digital.




   Ahora que se celebra la festividad de la Inmaculada Concepción, recordar los sucesos que se produjeron en Valencia hace casi cien años, porque son poco conocidos y no deberían olvidarse.
   En el ataque contra los asistentes a la procesión de la Purísima celebrada en Valencia el domingo 11 de diciembre de 1904, resultó muerto D. Salvador Perles y Ferrer, de 66 años. Y falleció unos días después D. Juan Perpiña y Sebastiá, abogado y secretario del presidente de la Diputación, de 29 años y natural de Carcagente (al que se ha llamado "mártir de la Inmaculada").


 

    La fotografía de la salida de la procesión de la Inmaculada en Valencia el domingo 11 de diciembre de 1904 la publicó la revista Nuevo Mundo con el texto:

   "Una vez más se han vuelto a producir en España esos tumultos vergonzosos, que demuestran tan poca intelectualidad y acusan tanta inconsecuencia de proceder en una parte de los elementos que precisamente predican más la libertad y la tolerancia.
   La procesión de la Purísima se vió asaltada en Valencia, el último domingo, por gentes que, al grito de viva la libertad, provocaron tal conflicto que hizo necesaria la intervención armada de la guardia civil. Muchos de los fieles que iban en la procesión resultaron lesionados a garrotazos. En general, los heridos fueron muchos."


   En 1904 se celebraba el cincuentenario de la declaración del dogma de la Inmaculada Concepción. El ambiente estaba algo enrarecido (como venía siendo habitual) y se sabía que podía haber problemas durante la procesión. También hubo incidentes en otros lugares de España (como en Vinaroz, por ejemplo). En Valencia el ataque a los participantes en la procesión, incluídos ancianos, mujeres y niños (es decir, sin discriminar) estaba claramente planificado y preparado. Determinada prensa republicana había ido fomentando el ambiente anticlerical (algún periódico describirá después a los atacantes como "las hordas de Blasco y Soriano"). También fué muy discutida la intevención del gobernador civil de Valencia Soler y Casajuana, que no puso los medios adecuados para evitar el previsible ataque.


   La prensa nacional describió con todo detalle "los sucesos de Valencia", y es conveniente y muy recomendable repasar los periódicos de esas fechas en la Hemeroteca Nacional o en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica, para conocer de primera mano la realidad en que se vivía, con un anticlericalismo cada vez más agresivo desde finales del XIX.
   Los sucesos de Valencia llegaron, claro está, hasta el Congreso en los días posteriores, interviniendo Blasco Ibáñez y Rodrigo Soriano, que no condenaron precisamente los incidentes (algunos periódicos reprodujeron estas sesiones  del Congreso del 12 y 13 de diciembre).


   Una pequeña muestra de lo que ocurrió puede leerse en este fragmento de una de las crónicas de la prensa, publicada en La Lectura Dominical el 17 de diciembre de 1904:

 
 

La Lectura Dominical, 17 de diciembre de 1904.
Fuente: Biblioteca Nacional - Hemeroteca Digital.
  



(Entrada en construcción)



martes, 4 de diciembre de 2012

Inmaculada Concepción. El Altar Mayor de la Iglesia de la Compañía de Valencia en las fiestas de 1917

 
  

   "El altar mayor de la Iglesia de la Compañía, adornado, con motivo de la celebración de las fiestas de la Inmaculada. Foto Ribera." Oro de Ley, diciembre de 1917.
Fuente: Biblioteca Nacional - Hemeroteca Digital.
 
 

 
    Una sencilla decoración con luces, y especialmente la imagen de la Inmaculada sobre el anagrama de Maria, en las fiestas celebradas en 1917 en la Iglesia de los Jesuitas de Valencia.
   Es el altar mayor antiguo. El altar con el Sagrado Corazon se construyó más o menos una década después, en 1928.



   Antiguamente (o no hace tánto tiempo) era costumbre adornar los templos en las festividades más importantes, con toda clase de decoraciones florales, velas y cortinajes (que en alguna ocasión provocaron incendios), colgaduras, etc.
   Una tradición que parece estar recuperándose en algunas parroquias.

 
   Durante el barroco, época mucho más desmesurada en general, se construían aquellas enormes arquitecturas efímeras, con grandes catafalcos representando escenas religiosas relacionadas con la fiesta (hay bastantes grabados de estas arquitecturas en iglesias de Valencia). Hay un excelente estudio sobre este tema, "Barroco efímero en Valencia" (Premio Senyera, 1970) de Pilar Pedraza, publicado por el Ayuntamiento de Valencia en 1982.

 



domingo, 2 de diciembre de 2012

Imaginería valenciana. José Romero Tena: un San Francisco Javier para la Iglesia de los Padres Jesuitas de Pamplona


 
  

Imagen de San Francisco Javier, obra del escultor José Romero Tena.
 


 
   Esta sobria escultura de San Francisco Javier del taller del imaginero valenciano Romero Tena figura como obra destinada a la Iglesia de los Padres Jesuitas de Pamplona. Probablemente es de principios del XX.
   La iconografía es la más habitual del santo, representado en su juventud, vestido con sotana y roquete, y con un Crucifijo al que mira en actitud de adoración.
   Su fiesta es el 3 de diciembre.