domingo, 30 de noviembre de 2014

Valencia. Iglesia de Santa Catalina Mártir









  
    Puerta lateral de la Iglesia de Santa Catalina Mártir recayente a la plaza de Santa Catalina.
   Es una bella fotografía, anónima y creemos que inédita, de alrededor de los años veinte, de la que por desgracia no conocemos más datos.
   Sobre la puerta, en la hornacina, se encuentra una escultura representando a Santa Catalina Mártir con sus atributos iconográficos habituales, la palma del martirio y la rueda, en lugar del busto de la santa que hay actualmente. A la izquierda, el bello campanario, protagonista de tantas fotografías y postales.






Detalle de la hornacina con la imagen de la Santa titular.





domingo, 23 de noviembre de 2014

Imaginería valenciana. Cristo Rey: Sagrado Corazón de Jesús de Romero Tena para Beniarjó

 
 
 
 
 
Sagrado Corazón de Jesús, obra del escultor valenciano José Romero Tena, realizada para Beniarjó.
 
 
 
 
   En la Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, una hermosa imagen del Sagrado Corazón, representado como Rey. Esta escultura fue realizada por  Romero Tena para el pueblo de Beniarjó ("Beniarjó-Gandía, Valencia", dice concretamente). Desconocemos la fecha exacta, y no sabemos si se ha conservado, ya que las imágenes de la iglesia parroquial parece que fueron destruidas en la guerra civil.
   Se muestra cómo el Sagrado Corazón de Jesús reina en el mundo. Con esta iconografía aparece representado frecuentemente, tanto en esculturas como en estampas devocionales. Sobre una bola del mundo y con los brazos extendidos, abarcando a la humanidad entera.
   La fiesta de Cristo Rey fue establecida por Pío XI en 1925, y con ella termina el Año Litúrgico.
 
 
 
 
 ORACIÓN A CRISTO REY
 
   ¡Oh, Cristo Jesús! Os reconozco por Rey Universal. Todo cuanto ha sido hecho, por Vos se ha creado. Ejerced sobre mi todos vuestros derechos. Renuevo las promesas del Bautismo. Renuncio a Satanás, a sus pompas y a sus obras, y prometo vivir como buen cristiano. Muy especialmente me comprometo a hacer triunfar, según mis fuerzas, los derechos de Dios y de vuestra Iglesia.
   Divino Corazón de Jesús: Os ofrezco mis pobres acciones, para obtener que todos los corazones reconozcan vuestra sagrada realeza y así se establezca el reino de vuestra paz en el mundo. Amén.
 
   (De una estampa devocional de la Acción Católica, Valencia.)
 
 
   



lunes, 17 de noviembre de 2014

Valencia. Santísimo Cristo del Salvador





  
   Fotografía coloreada del Santísimo Cristo del Salvador, venerado en su Real Iglesia de Valencia.
Su fiesta, el 9 de noviembre, día en que, en el año 1250, apareció la Imagen en las aguas del Turia.





Entre los tendidos brazos
el rostro tanto inclináis,
que parece que llamáis
a vuestros dulces abrazos;
de amor, ¡oh divinos lazos!,
romped los de nuestro error.
Libradnos de culpa y pena,
pues sois nuestro Salvador.

                                                                         (De los Gozos al Ssmo. Cristo de San Salvador)







  



sábado, 8 de noviembre de 2014

Algemesí. Espiritualidad de la Beata Josefa Naval Girbés






          




    Estampa devocional de la entonces Sierva de Dios, hoy Beata, Josefa Naval Girbés, Virgen seglar, Algemesí 1820 - 1893. Se pedía en ella su pronta beatificación, como ahora se espera su canonización.
   Es el retrato tradicional que se hizo de la Señora Pepa, que nunca se fotografió.  La cabeza cubierta le da un cierto aire monjil, que se quiso evitar en las estampas modernas, en las que aparece representada sin el velo. Pero así vestían tanto ella como sus discípulas, y en general muchas mujeres devotas hasta bien entrado el siglo XX, ya que la indumentaria a la moda podía suponer, de algún modo, tentación de vanidad.



ORACIÓN
   Santísima e inefable Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, de todo corazón os adoramos, alabamos y bendecimos, y por la intercesión de la Virgen de la Salud y Santa Rosalía de Palermo, rendidamente os suplicamos que exaltéis en vuestra Iglesia a vuestra fiel sierva Josefa Naval Girbés, apóstol incansable de la vida interior, amante de su Parroquia y verdadera precursora de la Acción Católica, si ha de ser para vuestra gloria y bien de las almas. Amén. Con licencia eclesiástica.





A la izquierda, la casa donde nació Josefa Naval Girbés, junto al convento de los Dominicos.




   Cuenta el Siervo de Dios Don Bernardo Asensi que cuando falleció su madre, Josefa, que sólo tenía trece años, acudió presurosa a la Capilla del Rosario de los PP. Dominicos, y pidió, llorando, a la Virgen que fuera para siempre su Madre. Entonces la Sma. Virgen en forma visible, le dijo: Hija mía, no dejes tan santa devoción - el Rosario- que yo no te abandonaré.
   Por eso iba con frecuencia a dicha Capilla, rezaba el Rosario entero, se ponía en oración, y su alma se abismaba en Dios, allí donde había empezado a conocerle y amarle, y había recibido la singular promesa de protección de su Madre Santísima.





 Capilla del Rosario del ex Convento de Dominicos de San Vicente Ferrer de Algemesí.




   La Beata Josefa Naval Girbés no dejó textos escritos, pero en los testimonios de sus discípulas se recogió lo que les decía durante las reuniones en su casa, y gracias a esos testimonios podemos conocer sus palabras y su espiritualidad. El Siervo de Dios Don Bernardo Asensi reprodujo algunas de estas hermosas enseñanzas en la biografía de la Beata. En estas palabras de la Señora Pepa vemos su deseo de humildad, y de saber sufrir, la confianza en Dios, el amor a la Parroquia, al prójimo, a las Almas del Purgatorio, y su deseo de evangelizar, de llevar las almas a Dios:


   "La viva confianza en Dios es una de las cosas que más le agradan. Acudamos a Él para pedirle las virtudes, sin dudar en nuestro corazón. ¡Dichosa el alma que pone en el Señor toda su confianza! (...) Pero hay que pedir con humildad y perseverancia, y el corazón lleno de confianza. Hemos de creer en el amor que Dios nos tiene, a pesar de nuestra gran miseria. Pues la confianza se apoya en lo que Dios es y no en lo que somos nosotros.

   Cuando alguien os ocasione alguna contrariedad, molestia o sufrimiento, no busquéis el desahogo, contándolo a otra persona para que os consuele dándoos la razón, sino sabed sufrir, callar y aprovechar lo que Dios os envía.


   Lo más grande para Dios es un alma que se entrega e Él por amor y le deja hacer con fidelidad.
   El amor a la voluntad de Dios es la suma perfección del alma. Por eso hay que retorcer la voluntad propia para que suelte todo lo que no es voluntad de Dios.
   Acudamos para todo a la Sma. Virgen con amor y confianza filial.


   Pedid mucho a Dios la humildad de corazón. Amemos nuestra pequeñez que no impide amar mucho a Dios.


   Tenéis que amar a la parroquia como a nuestra madre; la tenéis que ayudar en todo, y acordaos de este amor que le debéis, cuando se haga la colecta para vuestra parroquia.
   Amad con veneración y obedeced al párroco como a ministro de Dios y pastor de nuestras almas. Yo iría besando las huellas de los ministros de Dios.


   Cuando algún pobre os pida limosna, si no tenéis más que el desayuno, dádselo.


   Amad mucho a Dios, no por gusto, sino para agradarle y porque se lo debemos. Si queréis amarle mucho, amad el sufrimiento, desead poseer el espíritu de sacrificio, pedidlo en la oración, convencidas de que amarle de veras es sufrir.

   Lo principal para santificarnos es amar, sufrir, y ceder.

   ¡Qué lástima!, la mayor parte de las almas salen de este mundo sin haber cumplido el plan de Dios. ¡Quién pudiera remediarlo!


  Exclamaba: Almas para Dios, ¡Cuántas almas se pierden! ¡No quiero que se condenen!




 Programa del Triduo y Fiesta a la Beata Josefa Naval Girbés, del 6 al 9 de noviembre de 2014.
El domingo 9 de noviembre, a las 17h., Eucaristía Solemne y Procesión.


ORACIÓN


   Oh, Dios, que pusiste en el mundo la fuerza del Evangelio como un fermento de renovación, concede a los fieles dedicados a las cosas seculares, para cumplir tu voluntad, que, por la intercesión y con el ejemplo de la Beata Josefa Naval, instauren sin cansarse tu reino a través del ejercicio de sus deberes temporales, con fervoroso espíritu cristiano. Por Nuestro Señor Jesucristo.


Bibliografía: Bernardo Asensi. Flor Parroquial. Valencia, 1957.





domingo, 2 de noviembre de 2014

Día de Ánimas. Tradiciones valencianas: En la muerte de un albaet






"DIA DE ALMAS
Obsequio mensual dedicado a procurar abundantes sufragios al Purgatorio."
Uno de los muchos libritos dedicados a las Almas del Purgatorio.
Imprenta de José Canales, Cuarte 25, Valencia.



   La muerte siempre tuvo sus tradiciones, siempre presente, especialmente en el mes de Noviembre, con la fiesta de Todos los Santos y la conmemoración de los Fieles Difuntos. Había diversas cofradías y asociaciones para la devoción a las Benditas Almas del Purgatorio, la asistencia a los moribundos, y otras piadosas obras de caridad con los difuntos. Pero la muerte de un niño pequeño, alguien aún inocente, tenía otra dimensión. Vestido de angelito, las campanas tocaban a albaet, y en algunos lugares se celebraba que el niño estaba ya en el Cielo con cantos y bailes.


   En el día de los Fieles Difuntos incluimos, con todo nuestro respeto a estas personas anónimas, dos imágenes relacionadas con la muerte:




Fotografía de Ludovisi y su Señora, Valencia.

   Procede de la Biblioteca Valenciana, y aunque no está titulada como fotografía Post Mortem, tanto la extraña postura del niño, como la indumentaria de la madre, con velo negro, y su expresión de tristeza, nos hacen pensar que puede tratarse de la imagen de un  niño difunto. (Que quizás no lo sea, siempre queda la duda, pero aún así resulta una imagen ciertamente estremecedora).
(Fotografía: Biblioteca Valenciana, Fondo Gráfico, Biblioteca José Huguet, F52/213.)




 Sobre la muerte de un albaet y la Dansa del Velatori.








   Fotografía del velatorio de un albaet, una niña pequeña, en el interior de una casa valenciana, con ese reconocible y típico suelo. Fecha desconocida, hacia la década de los cincuenta (una fecha quizás algo tardía para este tipo de fotografías, para entonces ya no era tan habitual realizarlas..)
   Decoraron la sala con ángeles, velones, y dosel. Alrededor, las coronas de flores. La niña vestida como un angelito. Y junto al ataúd, una mujer mayor enlutada, quizás la abuela... Es una imagen triste, pero no extraña en una época todavía de frecuente mortalidad infantil. La fotografía, lejos de cualquier intención morbosa, era un recuerdo del ser querido, una forma de mantener su memoria.


   Se publicó en la revista Sicania, en 1959, un breve y emotivo artículo del cronista Josep L'Escrivà,  sobre la Dansa del Velatori, que fue una antigua tradición valenciana en los entierros de albaets, y que reproducimos en parte:

   Ha mort un xiquet petit, un albaet. Es la mort virginal del xiquet que no ha pecat. Tot hi és blanc. La caixa del taüt; els ciris simulats i els autèntics; el vestit del albat; el guarniment, el cirí i les borles; la corona de flor; l'ànima innocent d'aquest ser tan menut.
   Sa mare, esguellada amb un plor incontenible, va vestida de dol. Negre de cap a peus. Mantellina espessa, vestimenta tenyida, calces fumoses, sabates negres de pell adobada. La seua volença se n'ha fugit, i a d'ella se li escapa l'angoixa amb sanglots de dolor. Al seu costat, l'avia, la mare de la mare, també vestida de dol, un dol que perdura des de que el marit muigué, consola amb paraules que ella un dia es va sentir i ara les trasmet, a la filla afligida, qui tremola, i plora, i ofega son sentiment darrere de la fosca mantellina. I el pare, silenciós, rígid com una estàtua sense moviment ni vida, el rostre endurit, inflexible, reprimix, però, un plor que no deu brollar. Al remat, li caurà blanament dels ulls una llàgrima i se la beurà abans que el veïnat el veja plorar. (...)

   Sona una guitarra. Les cordes fremixen, de dolor també, en llargues notes oprimides per l'ambient trist. Són les notes dramàtiques i sordes del velatori (...)

   Una veu s'escolta. Compungida, la veu canta la mort del xiquet, del albat. Canta la tristor del mon que contempla la seua impotencia. Canta la fatalitat d'una cosa sense remei. Canta dolçament, suaument, perquè la mare no reste a soles. El xic s'en va al cel i deuría alegrar-se, deuría posarse contenta d'haver engendrat un angelet. Deuría tocar les campanes de l'Al.leluia (...)

   Unes parelles de xiques fadrines han començat el ball. Un ball elegant, doncs no n'hi ha acció més elegant que el respecte a la mort. (...) Les dansadores tenen un aspecto seriós, condolit. La mantellina negra al cap. Trenen passos lents, suaus, cerimoniosos. (...) Les castanyoles percutixen tímidament, lleugerament, marcant el contapunt del só harmoniós de la guitarra en esquits sonors i cadenciosos portats al ritme funerari d'un rendiment pietós, devot.

   La gent hi es atenta. Les dansadores continúen llur pleitesía. La guitarra gemega lànguidament. La veu de la cantaora sembla una lamentació.

 (...) Pel carrer ve el capellà i sa comitiva.
   La dansa del velatori es desvaneix, feta l'ofrena del seu sentiment..."

Josep L'Escrivà