jueves, 28 de marzo de 2013

Imaginería valenciana. D. José Maria Ponsoda Bravo: Urna para un Monumento de Jueves Santo, años 20. Oración para el Jueves Santo

 
 
 
 
 
 
 
Urna para depositar a Jesús Sacramentado en el Monumento
del Jueves al Viernes Santo (obra de Ponsoda). C. 1928.
 
 
 
 
 
   La urna del monumento de Jueves Santo  podia tener diversas formas: de sagrario, o más habitualmente arca, o arquilla; en este caso, tiene la forma de un Sagrado Corazón, como simbolizando a Jesucristo en su pasión.
   Se trata de una espectacular urna realizada por el escultor valenciano José Maria Ponsoda Bravo en la que dos ángeles custodian el Sagrado Corazón, con corona de espinas, la herida en el costado derecho, coronado con una Cruz, llamas,  y rodeado de un gran resplandor de rayos. Parece una forma de representación poco habitual en un objeto de este tipo, por desgracia no sabemos el lugar para el que fue realizada esta urna.
   La fotografía es de alrededor de 1928.

 
 
   El Jueves Santo, tras la Misa, se hace el traslado del Santísimo al lugar de reserva en el Monumento, cantando:

 
 
PANGE LINGUA - TANTUM ERGO

 

 
 

 

  
   Canta, lengua, el misterio del glorioso Cuerpo y de la preciosa Sangre, que el Rey de las naciones, fruto de unas purísimas entrañas, derramó para redimir al mundo.
 
   A nosotros fué dado, y para nosotros nació de una intacta Virgen: con los hombres trató en la tierra, esparciendo la semilla de su palabra: terminó con maravilloso orden el tiempo de su vida.
 
   En la noche de la última cena, puesto á la mesa con sus hermanos, después de haber cumplido con la ley en los manjares legales, por sus manos se dió él mismo en comida á los doce apóstoles.
 
   El Verbo hecho carne convierte en carne con su palabra el verdadero Pan: se convierte también el vino en Sangre de Cristo. Y si esta verdad es superior al sentido, basta la fe para fortalecer en ella al corazón sencillo.
 
   Adoremos, pues, á tan alto sacramento: cedan las ceremonias de la antigua ley al nuevo sacrificio: supla la fe lo que el sentido no alcanza.
   Dese alabanza y júbilo, salud, honor, virtud y bendición al Padre y al Hijo, é iguales loores al que procede de entrambos. Así sea.
 
(De un devocionario)
 
 
 
 

No hay comentarios: