domingo, 4 de octubre de 2015

Un San Francisco de Asis del escultor Modesto Quilis, y breve nota biográfica

 
 
 
 
 
"El Tránsito de San Francisco de Asís.
Hermosa obra de arte del escultor D. Modesto Quilis, destinada al  convento de Religiosas Clarisas de Ribadeo."
Diario de Valencia, 11 de enero de 1915.
 
 
 
 
 
    El imaginero valenciano Modesto Quilis Cortell realizó varias obras para el Monasterio de Clarisas de Ribadeo. En 1915, este grupo escultórico de San Francisco de Asís con Ángeles, y otro de Santa Clara. La pintura y decoración de estas imágenes fue obra de Garnelo.
   Murió San Francisco de Asís en la tarde del 3 de octubre de 1226. Su fiesta es el 4 de octubre. Aquí se representa el Tránsito de San Francisco, sobre una pequeña peana con nubes, y con tres grandes Ángeles que le elevan hacia el Cielo.  El Santo, con los brazos extendidos, viste el característico hábito franciscano. Uno de los Ángeles porta el báculo de fundador. Otro señala al Cielo.
   La fotografía está hecha en Valencia, cuando la escultura fue expuesta en el propio taller del escultor, y publicada en la prensa, como se hizo en otras ocasiones, que seguramente iremos viendo. No se indica el fotógrafo.
 
 
 
 
   Modesto Quilis nació en Penáguila, Alicante, en 1870 (*Las Provincias, 21 de julio de 1898), y falleció en Valencia el 5 de febrero de 1928. En la prensa y anuarios consultados, entre 1898 - 1914, tiene establecido su taller en "Embañ 30 y Guillem de Sorolla, 43". Su última dirección, domicilio particular, según una nota en Las Provincias (con errata incluida), es Maldonado 54.
   Hacia 1915 es síndico en el gremio de escultores estatuarios.
   La producción de los escultores imaginero valencianos, como es lógico, se reparte por numerosas ciudades. La necrológica publicada en la prensa nos proporciona algunos interesantes datos sobre la biografía y algunas de las obras de Modesto Quilis:
 
   "Estudió en Roma, y después de un viaje fructífero de documentación, dedicóse en esta capital a la escultura religiosa, en la que reflejaba una unción especial por todos admirada. Su primer triunfo lo alcanzó en parís con su escultura Genio Trágico, siguiendo luego los de las exposiciones de Valencia. Madrid, Lugo, etc., pues son muchos los premios que logró por su inspiración y su talento.
   Entre sus muchas obras pueden citarse la carroza del Santísimo Cristo de Silla; cuatro Pasos para la ciudad de Jaca. Las imágenes de la Purísima y San Ildefonso hechas por encargo del Cardenal Guisasola para sus palacios de Madrid y Toledo; los bellísimos grupos de los tránsitos de San Francisco de Asís y Santa Clara para la ciudad de Ribadeo; el Corazón de Jesús para el Colegio de Jesús y María; el magnífico grupo de la Virgen del Pilar para el altar mayor de la parroquia de este nombre; la admirable copia del Santísimo Cristo de Limpias; la carroza para el cuadro de la Virgen de Rafelbuñol; las artísticas tallas del Corazón de María para los Padres Misioneros del Corazón de María de Játiva, Pamplona y Castro-Urdiales, y los numerosos grupos últimamente construidos de la Beata Beatriz de Silva, fundadora de las Concepcionistas.
   Todos estos trabajos y bastantes más que no enumeramos, constituyen la mejor ejecutoria de este prestigiosísimo imaginero valenciano, que tuvo un estilo suyo, personal, inconfundible, que acreditó al señor Quilis como inspirado artista, digno heredero de la tradición que acredita a los escultores religiosos de España de inimitables en dar espiritualidad, verdad, belleza, unción y vida a cuantas imágenes salen de sus talleres."
 
   
 
 
 
 Nota necrológica de Modesto Quilis y Cortell. Las Provincias, 7 de febrero de 1928.
 
 
  
 
 
Esquela publicada en Las Provincias, 7 de febrero de 1928.
 
 
 
 
 
El grupo escultórico "Tránsito de San Francisco", en grises.
 
 
 
 
   Fuentes principales consultadas:
   Biblioteca Nacional.
   Prensa Histórica, MCU.
 
 

 


No hay comentarios: