viernes, 15 de junio de 2012

Santa Maria Micaela del Santísimo Sacramento



 
  
 
   Altar del Camarín de Santa Maria Micaela del Santísimo Sacramento, en las Adoratrices de Valencia.
Tarjeta postal, sin fecha.




   Una estampa curiosa de Santa Maria Micaela del Santísimo Sacramento, o Madre Sacramento, que se imprimió cuando aún era Beata, y se reutilizó tras su canonización en 1934 (puede leerse la palabra "beata")




   Algunas imágenes de las celebraciones en Valencia por la beatificación de la Madre Sacramento:


"La Beatificación de la madre Sacramento en Valencia"


   Solemne procesión en la que figuraban 40000 personas saliendo de la Catedral para dirigirse a visitar el sepulcro de la venerable Madre Sacramento.



   Adorno de la fachada del Convento de las Adoratrices, donde se encuentra el cuerpo de la venerable Madre Sacramento, el dia de su beatificación.
Mundo Gráfico, 17 de junio de 1925.
Fuente: Biblioteca Nacional - Hemeroteca Digital




   Fotografía del cuerpo incorrupto de la santa, en el Convento de las Adoratrices de Valencia, ciudad donde falleció en 1865:




"Los restos de la beata madre Sacramento, en su magnífica urna de plata". Foto. Cabrelles-Sigüenza.
Oro de Ley, 15 de mayo de 1926.
Fuente: Biblioteca Nacional - Hemeroteca Digital



   Santa Maria Micaela del Santísimo Sacramento (Micaela Desmaissières y López de Dicastillo, vizcondesa de Jorbalán) nació en Madrid en 1809. Fundadora de las Adoratrices Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad. Falleció en Valencia, a donde había acudido con motivo de la epidemia de cólera, en 1865.
   Sus restos incorruptos, salvados durante la Guerra Civil, se conservan en el Convento de Adoratrices de Valencia, calle Hernán Cortés.



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Salva al niño madre que sea fuerte y pueda hacerse mayor ayudale tu pueda si lo haces yo te llevare flores todas las semanas durante 2 años

Anónimo dijo...

Madre salva al niño para que sea fuerte y feliz y yo te llevare flores todos miercoles durante 1año

MNBueno dijo...

Anónimo: Pero cuando se pide la intercesión, que es real, de la Virgen María o de los santos, es a Jesucristo a quien se le reza. No es necesario prometerles nada, sino que la oración sea como en el Padrenuestro. Es esa oración eficaz.
De hecho, las novenas a los santos suelen dirigirse a la Santísima Trinidad.
El Catecismo de la Iglesia Católica, que puede consultarse en la web del Vaticano, lo explica claramente.