lunes, 11 de abril de 2016

A comer la Mona. Gastronomía tradicional de Pascua






"Valencia .- Costumbres populares. La multitud ciudadana entregándose á la expansión
con motivo de haber salido al campo á merendar la clásica mona de pascua."
Fotografía de Moya. La Actualidad (Barcelona), 20 de abril de 1919. (Biblioteca Nacional.)





   Y tras la Semana Santa, la fiesta se trasladaba al campo, se reunían las familias, los amigos, se bailaba, se saltaba la cuerda, y volaban los cachirulos...
   Hay en tierras valencianas una rica gastronomía propia de Semana Santa y Pascua, como en las meriendas pascueras, en las que lo más tradicional era, aún lo es en muchos lugares, salir al campo a comer el huevo duro, que los niños rompían en la frente del otro (al grito de "ací me pica, ací me cou, ací trenque l'ou"), la mona de Pascua (con sus variantes), la lechuga, y la longaniza de Pascua.
   Manjares que remiten a la Pascua Judía (Pesaj), en la que se conmemora la salida del pueblo de Israel de Egipto, y en la que aparecen asimismo elementos como el huevo cocido (Betzá o Beitzá), los panes (matzot ó Matzá), y la lechuga (Jazeret).
   Y como expresión de pertenencia al Cristianismo, se añadió aquí la longaniza, carne de cerdo prohibida en el Judaísmo.
   Recordaría también a la Pascua Judía el típico dulce de Semana Santa, de Xátiva, el Arnadí, "carabassa santa" o "moniato sant". En la Pascua Judía, el Jaroset, una mezcla de manzana,  nuez, almendra, dátil, canela, vino y miel, que simboliza la argamasa con la que los esclavos hacían los ladrillos en Egipto. En el arnadí se usa calabaza o boniato, y a pesar del origen árabe de la palabra, es obvia la relación con el Jaroset, dentro del contexto de estas fiestas.





Una Mona de Pascua casera.



No hay comentarios: